domingo, 19 de noviembre de 2017

UNA PELICULA DE LA LINEA MADRID-ALMOROX RECREA EL PROYECTO FRUSTRADO DE TREN A SAN MARTIN DE VALDEIGLESIAS

San Martín de Valdeiglesias, 23 de octubre de 2017.  El investigador e historiador ferroviario, Gustavo Vieites, presentó en un acto organizado por la asociación cultural Alberche-Albirka, una película grabada en los años sesenta, en donde se muestra la línea ferroviaria Madrid-Almorox que funcionó hasta 1970. Un ramal de esta línea, que partía de Villamanta, era el proyecto que tenía previsto pasar por Pelayos de la Presa y San Martín de Valdeiglesias hasta Arenas de San Pedro. De hecho, las estaciones de estas dos poblaciones existen en la actualidad y durante años residieron en ellas los jefes de estación correspondientes: el conocido Régulo, en San Martín; y Agustín, en Pelayos de la Presa.
Durante la República se inauguró la línea entre estos dos pueblos, trayendo una locomotora desde Almorox, para el mencionado acto, según ha investigado Vieites, autor del libro “Viaje al pasado a través de la línea Madrid-Almorox”. Fue un proyecto fugaz porque una vez inaugurado ese tramo por un día, se siguieron haciendo explanaciones hasta Casavieja pero no se extendieron más railes en la obra.
El documental editado por Vieites muestra la línea que partía desde Madrid hasta Almorox, en 1969, pocos meses antes de su último viaje. En él se muestra la antigua estación ferroviaria de Goya (actual calle de Pablo Casals) y los barrios emergentes de Luceros, Campamento y Cuatro Vientos. Sorprende ver también las minúsculas estaciones de San José de Valderas, Alcorcón o Móstoles, en donde aún no se ha iniciado el boom inmobiliario de los setenta y ochenta. “El Gobierno de entonces apostó claramente por el transporte por carretera. Y tampoco para Renfe, las líneas de vía estrecha, fueron nunca una prioridad”, recalca Vieites. Las obras del ramal que debía pasar por San Martín desde Villamanta se mantuvieron hasta 1960 y posteriormente, se abandonó la idea de hacer una línea ferroviaria pòr Valdeiglesias y el Tietar. Definitivamente, el coche había ganado la partida.
El acto organizado por la asociación Albirka contó con la presencia de familiares del jefe de estación de San Martín. Rosi Maqueda, nieta del recordado jefe de estación Régulo, dio testimonio de aquellos años en la estación de San Martín. La asociación pretende recopilar  testimonios y documentación que aún pervivan entre muchos vecinos de estos pueblos, antes de que se pierdan. Recopilar y recordar para que la historia no se pierda.

Albirka.blogspot.com

viernes, 2 de diciembre de 2016

ALBIRKA LOGRA QUE EL TUMBO DE VALDEIGLESIAS SE INCLUYA EN LA BIBLIOTECA DIGITAL DE LA ACADEMIA DE LA HISTORIA

Madrid, 1 de diciembre de 2016. El Tumbo de Valdeiglesias ha sido incluido en el Biblioteca Digital de la Academia de la Historia, a iniciativa de nuestra asociación cultural Alberche-Albirka. Este documento, el más importante para conocer la historia de la comarca de Valdeiglesias, estaba disponible únicamente para investigadores; ahora, con la iniciativa de Albirka, se ha conseguido que el texto, escrito a mediados del siglo XVII, pueda ser consultado por cualquier persona interesada, a través de la página digital de la biblioteca de la Academia (bibliotecadigital.rah.es). La directora de la Academia, doña Carmen Iglesias, y don Miguel Angel Ladero, prestigioso medievalista y académico-bibliotecario de la institución, han facilitado el proyecto presentado hace unos meses, y han hecho posible la realización de la iniciativa de Albirka.
El Tumbo de Valdeiglesias es un documento en el que se narra la historia del monasterio de Santa María de Valdeiglesias, situado en el término de Pelayos de la Presa, desde su fundación por Alfonso VII, en 1150, hasta la Desamortización producida en 1835. Escrito a mediados del siglo XVII por uno de los monjes cistercienses del monasterio describe de forma rigurosa los avatares de la comarca de Valdeiglesias, las disputas entre el poder abacial y villas emergentes como las de San Martín de Valdeiglesias; así como los pleitos en tiempos de don Alvaro de Luna, poderoso condestable de Castilla.
La difusión de la cultura y la conservación del legado histórico de la comarca de Valdeiglesias es uno de los objetivos de Albirka, desde su fundación en 2002. Ahora, con este logro, los socios y amigos de Albirka nos alegramos de que el Tumbo esté, al alcance de todos los interesados en estudiarlo, disfrutando de su lectura. También esta iniciativa permitirá vías de investigación nuevas, para conocer nuestra historia común.

jueves, 29 de septiembre de 2016

JUNTOS EN TIEMPO DE VENDIMIA

Visita a la bodega de Antonio Aumasquet, en Cadalso de los Vidrios, como muestra la foto. Antes estuvimos en el yacimiento arqueológico llevado a cabo por los investigadores de Origenes Cadalso

miércoles, 11 de mayo de 2016

“LOS JUDIOS REPRESENTABAN LA CUARTA PARTE DE LA POBLACIÓN DE SAN MARTÍN CUANDO FUERON EXPULSADOS”, SEGÚN LA PROFESORA ISABEL REOYO

Paseo por la antigua judería de S. Martín


Isabel Reoyo pronunciando la conferencia

 A finales del siglo XV, la población judía de San Martín representaba cerca del 25 por ciento, según la investigadora Isabel Reoyo. Esta villa contaba con al menos una judería, con sinagoga, carnicería, hospital y dos cementerios. Estas reflexiones de Isabel Reoyo, experta en el estudio de las antiguas juderías en la Comunidad de Madrid, fueron expuestas dentro de la conferencia organizada por la asociación cultural Alberche-Albirka, en el café-teatro de dicha población.
“Una cuarta parte de la población de San Martín, cuando fueron expulsados en 1492, era judía”, estima la investigadora Isabel Reoyo. En la aljama (barrio en donde vivían los judíos), habitaban 170 familias (alrededor de 800 judíos). La población de San Martín, según estas estimaciones, podría alcanzar las 3.500-4.000 almas. Un número bastante elevado puesto que a finales del siglo XV, en la época de los Reyes Católicos, las principales villas castellanas (Avila, Segovia, Arévalo) apenas alcanzaban las 10.000 personas.
En la época de Alvaro de Luna, ya existía población judía en la villa. Un documento de 1444 menciona la existencia tanto “así cristianos como judíos” y cuando Juan II concede un mercado franco (libre de impuestos) a la villa se cita la aljama de San Martín. También, posteriormente, durante el reinado de Enrique IV y la dependencia del Duque del Infantado. Los judíos pagaban 1.000 maravedíes anuales por contar con la aljama. Según Isabel Reoyo pudo haber dos aljamas: la denominada la vieja, quizá luego abandonada, y la Nueva Aljama. ¿Dónde se encontraba la judería? Documentos de la época hablan de la “calle Ancha de la Judería”, por lo que Reoyo considera que la aljama podría estar situada entre la actual calle Ancha y la Nueva, y su entramado de callejuelas y plazas, una fisonomía actual que sería bien diferente a la de hace cinco siglos.  “En la calle Ancha, actual del marques de Valdeiglesias, estaba la flor y nata de la judería de San Martín”, según Reoyo.
Procedentes de Avila
¿Por qué se instalaron los judíos en San Martín y cual era su actividad principal? La documentación estudiada, principalmente del Archivo Histórico Nacional, permite señalar que varias familias judías eran propietarios de “tierras, haciendas y viñas”; por lo que no es difícil deducir que la actividad vinícola fue impulsada por la población judía antes de 1492, fecha de la expulsión por parte de los Reyes Católicos.
En 1391 se produce la destrucción de la importante aljama de Avila y de Madrid, entre otras poblaciones. Esto provoca un movimiento de los judíos a zonas rurales, menos expuestas inicialmente, al ataque de sus haciendas. Y probablemente esto es lo que ocurrió en el caso de San Martín, según Isabel Reoyo. “Salen corriendo y se instalan en zonas del Alberche”, señala gráficamente Reoyo.
La reputación de algunos judíos era muy alta. Así, por ejemplo, cuando enferma el alcalde de Escalona, éste hace llamar a “un cirujano o físico judío” que vive en San Martín. Y también la consideración a algunas mujeres, de origen judío, debió ser elevada ya que los documentos las citan como “doñas”, un título que no era demasiado frecuente en la época, según la mencionada experta. También había lo que Isabel Reoyo denomina “Judíos de Corte”, como quien se ocupaba de cobrar las rentas o era mayordomo del duque del Infantado, “que residía en San Martín de Valdeiglesias”.

La expulsión de judíos, también en San Martín en 1498, es calificada por Isabel Reoyo como “un drama horrible”, que provocó numerosos abusos como el chanje de amplios terrenos por “un único asno o un burrro”. La charla de la profesora Reoyo terminó con un paseo por la zona en donde se considera estaba la antigua judería en San Martín de Valdeiglesias (ver fotos)

viernes, 27 de noviembre de 2015

ALBIRKA EN LA RADIO

Aquí teneis el enlace de la entrevista que Radio 21 realizó al historiador Lorenzo Gómez y a Enrique Jurado, el pasado 16 de Noviembre 2015.

http://www.ivoox.com/entrevista-a-enrique-jurado-lorenzo-gomez-audios-mp3_rf_9403935_1.html

lunes, 2 de noviembre de 2015

EL HISTORIADOR LORENZO GOMEZ: “EL COMENDADOR ALVARO DE LUNA FUE UN ACAPARADOR DE BIENES EN EL SIGLO XV”
"Alvaro de Luna y San Martín" fue la conferencia realizada por el profesor Gómez en una nueva actividad de la asociación en el Cafe Teatro

San Martín de Valdeiglesias, 24 de octubre de 2015. El comendador y primer señor de San Martín de Valdeiglesias, Alvaro de Luna, es uno de los personajes más controvertidos de la historia de España. Valido del rey Juan II, desde su puesto de comendador de Castilla fue probablemente el personaje más poderoso de mediados del siglo XV. Este poder, tanto económico como político, se manifiesta con la compra de la villa de San Martín a los monjes cistercienses de Valdeiglesias, en 1434. “Alvaro de Luna fue un acaparador de bienes”, señaló gráficamente el historiador Lorenzo Gómez, durante la conferencia que realizó en la Asociación Cultural Alberche-Albirka, llevada a cabo en el café-teatro sanmartino.  Sólo en esta zona, Alvaro de Luna llegó a ser el dueño de las villas de Escalona, La Adrada, San Martín, Mombeltrán, El Alamín, Méntrida, Cebreros y el Tiemblo. Por ello,  el profesor Lorenzo Gómez, no dudó en calificar a Alvaro de Luna como el dueño de todo el sur de Gredos, en el periodo de tiempo de 1434 (cuando compra la villa de San Martín) hasta su decapitación en 1453.
La conferencia del  profesor e historiador Gómez, autor de diversos libros sobre la historia de San Martín y de los pueblos limítrofes, y uno de los mejores conocedores de su  pasado, es la última actividad realizada por la Asociación Cultural Alberche-Albirka. En su conferencia, Gómez hizo un detallado recorrido por la historia de Alvaro de Luna y su vinculación con San Martín. Fue en 1434, cuando el comendador compró por 30.000 maravedíes al monasterio de Santa María de Valdeiglesias, la villa de San Martín. “De esta manera el pueblo pasó  de ser una villa abacial, dependiente del abad del monasterio cisterciense, a una villa señorial”. Por tanto, Alvaro de Luna fue el primer señor de la villa, nombró a los alcaldes pero tuvo que hacer también juramento de acatamiento a las leyes de los sanmartinos.
El origen del castillo de San Martín es incierto. Aunque suele adjudicarse su autoría a Alvaro de Luna no existen documentos que lo avalen, ni fijen con exactitud si fue en tiempos del comendador cuando se construyó. Lorenzo Gómez apuntó, junto con la opinión de otros estudiosos, que antes del castillo pudo existir  una atalaya, sobre la que posteriormente se construyese el actual castillo. En cualquier caso, en 1441, en el primer destierro sufrido por Alvaro de Luna, el castillo estaba finalizado.
Un aspecto importante para la villa de San Martín, incluso después de la muerte de Alvaro de Luna, fue la decisión de su viuda Juana Pimentel de establecer una “mercado franco comarcal” en San Martín. Ello permitió que los campesinos pudiesen vender sus productos agrícolas en el mercado, en especial el vino –ya famoso en toda Castilla- y la aceituna. El acto fue presentado por Ismael Hernández, miembro de la Asociación Cultural Alberche-Albirka.

La Asociación Cultural Alberche-Albirka desarrolla desde hace más de diez años actividades para dar a conocer y reivindicar la historia pasada y actual de la comarca de Valdeiglesias y Sierra Oeste.  Durante estos años ha organizados conferencias, debates, paseos culturales por los principales lugares históricos de la comarca: monasterio de Valdeiglesias, Toros de Guisando, monasterio de los Jerónimos, villa de San Martín, puentes de Valsordo, Cebreros, Iruelas, castillo de La Adrada,  Cenicientos, entre otros. 

jueves, 12 de febrero de 2015

VISITA AL CENTRO DE INTERPRETACIÓN VALLE DE IRUELAS

El 18 de Abril disfrutamos de la visita al Centro de Interpretación de la Naturaleza del Valle de Iruelas. La visita guiada incluyó la exposición situada en las instalaciones que, en otro tiempo albergaron  un centro resinero. En el recorrido se muestra la fauna y flora de la zona y, en el exterior, unas pasarelas permiten un precioso paseo entre enebros y sabinas